Vuelven las lágrimas de san Lorenzo

En torno al 10 de agosto tiene lugar un fenómeno astronómico que se repite cada año. Se trata de las lágrimas de san Lorenzo, la lluvia de estrellas protagonizada por las Perseidas. Este año, el momento álgido para contemplarlas será la noche del 12 al 13 de agosto.

El fenómeno conocido como lágrimas de san Lorenzo es una lluvia de meteoros, provocada por el polvo cósmico de la cola de un cometa. Cada año, cuando la Tierra atraviesa esta cola se generan unas partículas que pasan a través de la atmósfera terrestre a una velocidad tal que se producen unas trazas de luz impresionantes.

El apodo con el que se conoce el fenómeno cósmico tiene una explicación tan sencilla como poética. San Lorenzo derramó lágrimas al ser quemado en la hoguera. Durante la Edad Media y el Renacimiento se asoció la lluvia de estrellas a esta efeméride religiosa, del día 10 de agosto, ya que se creía que el cielo lloraba con el santo.

En Barcelona, ​​el mejor lugar para observar la lluvia de estrellas es Collserola. Allí se debe buscar un lugar elevado y mirar en dirección noreste. De hecho, el 12 de agosto el parque organiza una noche de astronomía con motivo de las lágrimas de San Lorenzo.