Una gran manzana peatonal pacificará el entorno del Mercado de Sant Antoni

La creación de una gran manzana peatonal en torno al Mercado de Sant Antoni es la más destacada de las iniciativas que integran la medida de gobierno impulsada por el Distrito de L’Eixample, que tiene el objetivo de preservar el espacio público, la vida vecinal y el comercio de proximidad del barrio. Este cruce, que definirá el ágora del barrio de Sant Antoni, se irá estableciendo progresivamente a partir de los próximos meses y finalizará en el año 2019.

En una primera fase, la actuación afectará a la calle de Tamarit en el tramo entre Comte d’Urgell y Comte Borrell, y a esta última, entre Tamarit y Manso. En una segunda fase de actuación, esta zona crecerá por Comte Borrell en el tramo entre la calle de Tamarit y Floridablanca, y por Tamarit, en el tramo entre Borrell y la calle de Viladomat. El objetivo es que antes de que se vuelva a abrir el mercado remodelado, toda esta zona se haya convertido en prioritaria para peatones.

La medida de gobierno, que complementa la iniciativa presentada el 27 de febrero para ordenar las actividades de concurrencia pública en torno al Mercado de Sant Antoni, incluye un total de 25 actuaciones estructuradas en los ámbitos del espacio público, la promoción económica, el empleo y el comercio, la vivienda y los equipamientos. Algunas de las actuaciones más destacadas son:

  • Remodelar el espacio público y fomentar las actividades culturales y comunitarias en las placitas del Paral·lel.
  • Abrir el nuevo interior de manzana del antiguo Cine Urgell.
  • Desplegar el Plan de Movilidad Urbana en Sant Antoni y la nueva red de bus.
  • Trabajar con todo el tejido asociativo para definir cómo tiene que ser la nueva ronda de Sant Antoni, conjuntamente con el Distrito de Ciutat Vella.
  • Suspender las licencias de solares calificados de equipamiento para poder promover vivienda social pública en el barrio.
  • Ampliar y consolidar los equipamientos educativos y comunitarios del barrio.