Una década de plan comunitario en la Barceloneta

Vecinos, entidades, comercios, empresas y administraciones celebran juntos 10 años de esfuerzo conjunto. Durante este tiempo, entre todos han detectado las problemáticas del barrio, les han buscado soluciones y también han puesto en marcha proyectos que mejoran su situación, como “Barceloneta, proa al mar”, que fomenta el empleo y el desarrollo local.

El Plan Comunitario de la Barceloneta ha llegado a los 10 años de vida, fruto de un trabajo en red del vecindario, las asociaciones, los comercios, los servicios y las administraciones, que trabajan conjuntamente para mejorar la calidad de vida en el barrio. Tal como explica una de las trabajadoras comunitarias, Anna Lite: “Es una manera de detectar entre todos juntos cuáles son los problemas del barrio; pero también, todos juntos, de buscar respuestas y soluciones a estas problemáticas.”

Bajo el paraguas del Plan Comunitario, han puesto en marcha proyectos como “Barceloneta, proa a la mar”, que promueve la formación, el empleo y el desarrollo socioeconómico del barrio; “EntreNosaltres”, que trabaja la prevención, la orientación y el apoyo a los adictos y sus familiares, o “Buen vecino, buen provecho”, una red comunitaria que da respuesta a las necesidades alimentarias de las familias que atraviesan una situación de precariedad.

Entre todos, más fuertes, más creativos y más resolutivos

En este sentido, Luis Monzón, presidente de la Asociación Barceloneta Alerta, explica: “La gente del barrio sabe que se puede agrupar, desarrollar y proponer todas las inquietudes que surjan.” De hecho, asegura: “Somos muy inconformistas, siempre queremos más. Nunca nos podemos dar por satisfechos, porque siempre hay más problemas por resolver.” Sin embargo, el balance de estos años es positivo, especialmente en la suma de capacidades.

Según Maria Josep López, presidenta de la Asociación de Vecinos de la Barceloneta: “El Plan Comunitario ha significado muchísimo, porque hemos prosperado mucho en diferentes proyectos y siempre buscando cosas buenas para el barrio.” Y concluye: “En el momento en que nos unimos, vimos que juntos conseguíamos muchas más cosas, trabajábamos más y, sobre todo, había muchas más ideas. Todo esto ha hecho que el barrio se vuelva a unir, que saque adelante muchas cosas y que se nos escuche en el Ayuntamiento.”

Por otro lado, la concejala de Ciutat Vella y al mismo tiempo de Participación y Distritos, Gala Pin, coincide en remarcar el carácter participativo y mancomunado del Plan Comunitario: “Son los vecinos los que proponen de qué manera se debe hacer, cómo y a qué se debe dar respuesta. Creo que esta es una perspectiva que debemos recuperar y de la que debemos aprender mucho como administración.”