Un 84% de la ciudadanía aprueba la gestión municipal

La Encuesta de Servicios Municipales —que se basa en los datos extraídos de 6.000 entrevistas realizadas entre los meses de abril y junio— señala que ocho de cada diez encuestados aprueban la gestión del Ayuntamiento. La satisfacción de vivir en Barcelona recibe una puntuación de 7,9 sobre 10, una décima más que en la última encuesta. El paro y las condiciones laborales vuelven a ser la principal preocupación de la ciudadanía, seguidos del turismo, que se sitúa por primera vez en segundo lugar; eso sí, preocupa sobre todo a los vecinos de barrios como la Sagrada Família, la Barceloneta o el Gòtic. En cambio, en Sant Andreu o Nou Barris no se percibe como un problema.

“El paro sigue siendo la principal preocupación, pero aparecen nuevos problemas como el turismo, que era inexistente hace unos años y que ahora es uno de los problemas principales en Ciutat Vella, L’Eixample y Gràcia”, ha subrayado el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello. Asimismo, ha destacado “el toque de alerta, del que toma nota el Gobierno, sobre la circulación y el tráfico, que se convierten de nuevo en un problema importante y que requieren políticas dirigidas a resolverlo“.

En cuanto a la valoración de las instituciones, el Ayuntamiento recibe la mejor nota con un 6,3, que es la misma nota que el año pasado y la más alta de las 31 ediciones de la encuesta, mientras que la Generalitat es puntuada con un 5,7 y la Administración estatal, con un 3,1.

Con relación a los servicios, de los 25 que se analizan en primer lugar están las bibliotecas, que reciben una puntuación de 7,8, seguidas de la recogida de basuras (7,5), los centros cívicos (7,5) y los mercados municipales (7,3). Solo el aparcamiento suspende, con un 3,7.

Los entrevistados no se muestran muy satisfechos con la gestión de los impuestos, aunque la valoración es más alta que nunca. Casi un 40% están satisfechos, pero el 56,2% no lo están.

Y la mayoría de los encuestados son optimistas en cuanto al futuro de la ciudad. Casi un 61% cree que Barcelona mejorará.