Tecnología al servicio de la ciudadanía

La innovación municipal, dirigida a atender los principales retos de movilidad, participación, derechos sociales, vivienda, medio ambiente y urbanismo, se muestra en el Smart City Expo World Congress de este año mediante la exposición de un total de 23 proyectos.

Algunos de los proyectos que ya se han implementado, como por ejemplo la plataforma decidim.barcelona o el Buzón Ético y de Buen Gobierno, han puesto de manifiesto que la participación ciudadana se ha convertido en un elemento clave para el desarrollo y la mejora de soluciones que den respuesta a las verdaderas necesidades de la ciudad.

Es por esta razón que esta nueva edición del Smart City Expo World Congress, que tiene lugar entre el 14 y el 16 de noviembre, quiere poner un énfasis especial en el empoderamiento ciudadano, o dicho con otras palabras, en el fomento de la participación activa de los ciudadanos en los procesos gubernamentales y la toma de decisiones para impulsar cambios positivos para sus comunidades y ciudades, persiguiendo la inclusión de los colectivos más desfavorecidos y la construcción de una sociedad más democrática, equitativa y justa.

Vivienda

En el marco del congreso, también se ha organizado un encuentro internacional de ciudades con el lema “Smart housing in a smart city” para trabajar sobre la vivienda. Algunos de los elementos más destacados son el debate sobre las medidas para estabilizar la subida de precios del alquiler, la presentación del informe sobre el estado de la vivienda en la Unión Europea o el nuevo censo de viviendas vacías y bolsa de alquiler de viviendas de Barcelona, que permitirá detectar los pisos vacíos y ponerlos a disposición de la ciudadanía a un precio inferior al del mercado.

En relación con el resto de proyectos, destacan especialmente la implementación del 5G, que debe ser una herramienta para permitir democratizar el acceso a las infraestructuras de redes móviles, la iniciativa GrowSmarter, que prevé la instalación de puntos de carga rápida para vehículos eléctricos, la creación de paradas de taxis inteligentes y la construcción de viviendas de alta eficiencia energética, el programa de impulso y monitorización de la generación de energía solar, que prevé la implementación de sistemas de aprovechamiento solar en la ciudad, o el reto conjunto lanzado por Barcelona y Nueva York sobre la movilidad de las personas con discapacidad visual.