Rutas limitadas para los ‘segways’ de uso comercial en Ciutat Vella

Se ha aprobado un nuevo decreto para restringir la circulación de los vehículos de movilidad personal en Ciutat Vella, como consecuencia de la saturación del espacio público de este tipo de vehículo y de su uso, cada vez más extendido en actividades económicas y turísticas, como el alquiler.

Durante los próximos seis meses, los vehículos de uso personal y los ciclos de más de dos ruedas (mayoritariamente los segways, pero también las ruedas eléctricas o los patinetes con motor, entre otros), que tengan un uso comercial, solo podrán circular por dos rutas determinadas de la Ciutat Vella: una que sale de la plaza del Portal de la Pau y atraviesa los paseos de Colom, de Isabel II, del Marquès de l’Argentera y de Circumvalació; y otra que pasa por los paseos de Picasso, Lluís Companys y Pujades y llega hasta la avenida Meridiana.

El objetivo es buscar el equilibrio en el uso del espacio público en un distrito que, según la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, tiene el espacio muy saturado. “No queremos restringir los vehículos de movilidad personal, sino su uso comercial”, ha recalcado Pin.

El decreto tendrá una vigencia de seis meses y luego se evaluará su impacto. Para garantizar su cumplimiento se dispondrá de ocho agentes cívicos en la zona de la Barceloneta y de una patrulla de la Guardia Urbana específica para esta tarea en el distrito.

Ordenanza municipal

Recientemente se aprobó en plenario municipal la modificación de la Ordenanza de circulación de peatones y vehículos. Hasta hace poco estos vehículos no tenían una reglamentación que estableciera cómo debían circular por la ciudad, lo que ocasionaba problemas de convivencia con los peatones, sobre todo en las zonas más concurridas o en épocas de mayor afluencia de visitantes como el verano.