Restricciones de tráfico en episodio de contaminación

A partir de diciembre y en caso de episodio de contaminación, los turismos que no dispongan de etiqueta ambiental de la DGT, es decir, los más contaminantes, no podrán circular dentro de la zona de bajas emisiones del ámbito de las rondas de Barcelona.

Los turismos más contaminantes no podrán circular cuando la Generalitat declare un episodio de contaminación por esta zona de bajas emisiones, que incluye Barcelona (excepto los barrios de Collserola, la zona industrial de la Zona Franca y las mismas rondas), casi todos los barrios de L’Hospitalet de Llobregat y de Sant Adrià de Besòs, y los barrios de Cornellà y Esplugues de Llobregat que se encuentran en el interior del perímetro de las rondas.

La medida, que entrará en vigor el 1 de diciembre de 2017, afectará a los turismos que no dispongan de las etiquetas ambientales Cero, Eco, C y B de la Dirección General de Tráfico (DGT), es decir, los que sean de gasolina anteriores al año 2000 (anteriores Euro 3) y los diésel anteriores al 2006 (anteriores Euro 4). Durante el invierno y la primavera 2017-2018 se aplicará una exención temporal de las furgonetas (EURO 1 a EURO 4) y solo se restringirá el tráfico a las furgonetas anteriores a Euro 1 (anteriores a 1997).

En este enlace puedes comprobar el distintivo ambiental de tu vehículo, según la clasificación de la DGT, para conocer el contaminante potencial.

Las restricciones de tráfico se establecerán entre las 7.00 y las 20.00 horas, de lunes a jueves, a partir del día siguiente de la declaración de episodio. Con respecto a los viernes, el horario de las restricciones está pendiente de determinar.

Por lo tanto, los vehículos mencionados podrán circular, mientras dure el episodio, solo de noche, entre las 20.00 y las 6.59 horas de los días laborables, y durante todo el día en fin de semana y festivo.

Los vehículos de emergencias (policía, bomberos y ambulancias), vehículos de personas con movilidad reducida y servicios esenciales podrán circular independientemente de su etiqueta de la DGT. Igualmente, en este periodo, en caso de episodio, podrán circular las motos, mientras no se hayan entregado las etiquetas de la DGT para dichos vehículos. Aparte de las motos, también se evaluarán para el próximo protocolo los camiones, los autocares y autobuses y las furgonetas Euro 1, Euro 2 y Euro 3.

¿Qué es un episodio de contaminación ambiental?

Es una circunstancia puntual declarada por la Generalitat de Catalunya cuando los niveles de contaminantes atmosféricos (las partículas en suspensión PM10 o el dióxido de nitrógeno NO2) registrados en más de una estación de la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica de Cataluña de la zona superan los valores límite autorizados por la Unión Europea (UE) y las previsiones no indican una mejora.

Cuando haya un episodio de contaminación ambiental de NO2, se hará un llamamiento explícito al uso del transporte público además de restricciones en la circulación de los vehículos más contaminantes. También se comunicará por todos los medios posibles para que todo el mundo disponga de toda la información y se instalará señalización vial en las salidas de las rondas y los ámbitos urbanos incluidos en la zona de bajas emisiones, del ámbito de rondas de Barcelona, para indicar la delimitación y las restricciones de circulación.

Una prioridad de salud pública

Más de doscientas ciudades de Europa ya disponen de zonas de bajas emisiones donde se restringe el acceso en los vehículos más contaminantes como una de las medidas más efectivas a favor de la calidad del aire.

La población de Barcelona está expuesta a niveles que superan los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si se cumplieran estos niveles, se calcula que en Barcelona se podrían evitar 659 muertes prematuras cada el año. La inhalación de partículas agrava algunas enfermedades y los niños, las personas mayores, las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, las personas con asma y las mujeres embarazadas sufren más sus efectos.

Objetivo 2020

Estas restricciones, que se aplican ahora solo en caso de episodio ambiental de contaminación, se convertirán progresivamente en permanentes, más allá de los casos de episodio, y se extenderán a todos los vehículos sin etiqueta de la DGT en enero del 2020, cuando se habrán implantado todas las medidas de impulso de transporte público, estacionamiento, y otras medidas alternativas y compensatorias previstas.