Recuerdo de la lucha vecinal que hizo posible la plaza de la Palmera

Un faristol de memòria històrica explica l’origen de la plaça de la Palmera, al districte de Sant Martí, així com la lluita veïnal que va fer possible que es convertís en un espai d’ús públic i de gaudi ciutadà. A més, s’hi expliquen alguns dels elements característics de la plaça: la palmera, la xemeneia i també l’escultura de l’artista nord-americà Richard Serra.

La instalación de este atril, que incluye textos en catalán, castellano e inglés, es una reivindicación vecinal en la que han participado las entidades del barrio, que han recibido el asesoramiento del historiador local José Ángel Borlán.

El pasado de la plaza de la Palmera está ligado a la industria textil y química que había en esta zona, así como a los vertederos industriales y las casas de cooperativas que fueron sustituyendo los campos de cultivo durante el siglo XIX. Una vez quedaron en desuso, unas promotoras inmobiliarias compraron las fábricas para crear 400 viviendas, pero la iniciativa privada chocó con el rechazo del vecindario, que reivindicaba espacios libres en el barrio.

El año 1977 la lucha vecinal empujó al Ayuntamiento a comprar los terrenos, que siete años después se convirtieron en una plaza pública donde se conservaron la palmera y la chimenea, que evoca al pasado industrial del barrio.