Prueba piloto para la venta en línea en los mercados

Los Mercados de Barcelona impulsan iniciativas para acercar sus productos frescos y de proximidad a los vecinos y las vecinas de la ciudad. El Mercado del Ninot ha empezado una prueba piloto de venta en línea para ofrecer una opción de compra cómoda desde casa que tendría que permitir a los comerciantes ampliar su base de clientes.

Desde diciembre, los vecinos y las vecinas del Mercado del Ninot pueden hacer la compra en línea de productos frescos y de proximidad de las diferentes paradas, tal como lo harían presencialmente. Durante el primer mes se han efectuado más de tres mil pedidos, y un 30 % de los compradores virtuales también han comprado presencialmente en las diferentes paradas del mercado.

Una vez realizado el pedido, los usuarios lo reciben en 24 horas y pueden escoger la franja horaria para la entrega entre las 7.00 y las 23.00 horas. La recogida y la entrega del pedido es posible gracias a la alianza con Ulabox, una empresa emergente creada por emprendedores barceloneses.

El concejal de Turismo, Comercio y Mercados, Agustí Colom, ha destacado: “El objetivo es poner los mercados al frente de la innovación tecnológica y completar la oferta que ofrecen a sus vecinos y vecinas sin perder la idea de ir a la plaza, de escoger el mejor género y que los comerciantes puedan ofrecer los productos que tienen en el puesto.” Después de la prueba piloto, de seis meses de duración, está previsto poder ampliar el servicio de compra por internet al resto de mercados de la ciudad.

Otros mercados de la ciudad también han impulsado iniciativas para vender en línea sus productos: mediante el web, con una aplicación móvil o con el servicio de mensajería instantánea de Whatsapp.