Parques y Jardines amplía el equipo para una mejor gestión del verde urbano

Un total de 33 nuevos trabajadores y trabajadoras se han incorporado al Instituto Municipal de Parques y Jardines con el objetivo de garantizar un buen servicio y avanzar en la naturalización del espacio público.

La naturaleza urbana favorece la sostenibilidad de la ciudad, el equilibrio del ecosistema y el bienestar de los vecinos y de las vecinas. La protección del verde urbano, además, facilita la habitabilidad de pájaros y otras especies que ayudan a controlar las plagas en beneficio de una ciudad más saludable para las personas.

Un total de 101 auxiliares de jardinería en cuatro años

Para garantizar una gestión y ampliación de calidad del espacio verde urbano y conservar la biodiversidad urbana, el Instituto Municipal de Parques y Jardines incorporará a 101 auxiliares de jardinería antes de que acabe el 2019.

A las 24 plazas de oferta pública de auxiliares de jardinería que se ofrecieron este 2017 en la primera convocatoria en nueve años, se suman ahora un total de 33 trabajadores y trabajadoras de la bolsa de trabajo que derivó de aquel proceso de selección, y que han empezado hoy en una jornada de acogida y formación. Además, próximamente se aprobará la oferta de 41 plazas de diferentes categorías.

La incorporación de trabajadores responde también al objetivo de incrementar la plantilla estructural para avanzar en la municipalización de servicios esenciales y detener la reducción de trabajadores de los últimos años, y se enmarca en el Plan de recursos humanos 2015-2019 del Ayuntamiento.

Parques y Jardines, gestor del patrimonio natural de la ciudad

El Instituto Municipal de Parques y Jardines trabaja, con criterios de sostenibilidad y de respeto por el medio ambiente, la gestión y el mantenimiento integral del espacio verde de la ciudad. Un patrimonio natural formado por 89 parques, 940 hectáreas de verde urbano, 314.000 árboles y 4.584 jardineras, además de 870 áreas de juegos infantiles y 106 áreas para perros.