Menos burocracia en los servicios sociales

Se ha puesto en marcha la nueva Oficina de Prestaciones Sociales y Económicas, un servicio municipal que centraliza desde ahora la gestión de las ayudas municipales. Así, las personas más vulnerables verán simplificados los procesos a la hora de solicitar prestaciones y el personal podrá centrarse en la intervención directa con las personas y no tanto en la burocracia.

La oficina, ubicada en la calle de Aragó 344, basa su servicio en un modelo de proximidad, que pone a la persona usuaria en el centro. En el local se podrán tramitar ayudas de emergencia social, el Fondo de Infancia 0-16 y específicas para familias monoparentales, y la renta municipal de inclusión del proyecto piloto B-MINCOME. También se informará de otras prestaciones no municipales, como la renta garantizada de ciudadanía otorgada por la Generalitat. El centro emitirá, además, certificados de exclusión residencial social, de pobreza energética u otros documentos.

Actualmente, en Barcelona se otorgan unas 200 ayudas (municipales, supramunicipales, de entidades sociales), tanto monetarios como en especies, y el objetivo es revertir esta tendencia, unificando y asociando todas las que sean posibles y gestionándolas, a la larga, a través de un sistema de ventanilla única, para agilizar el día a día de los servicios sociales. Según Laia Ortiz, teniente de alcaldía de Derechos Sociales, la oficina nace con la voluntad de “dignificar los servicios de atención a las personas más vulnerables”, que son las que hacen uso de las prestaciones económicas y sociales. “Queremos facilitar los procesos a las personas usuarias, pero también al personal que trabaja, y por eso hace falta un proceso de desburocratización de las tareas”, ha manifestado.

El servicio centralizado tiene que ver con el crecimiento constante de las personas atendidas en Barcelona por los servicios sociales. “Aunque se diga que la crisis económica ha acabado, la realidad es que la cifra de personas usuarias de prestaciones sigue aumentando de forma constante e intensa”, ha puesto sobre la mesa Ortiz.

Plan de acción “¡Impulsemos!”

La nueva oficina es una de las veinte medidas del plan de acción “¡Impulsemos!” el proceso de cambio de los servicios sociales de Barcelona, que destaca, como una línea estratégica, la simplificación de la burocracia en los 40 centros de servicios sociales de Barcelona.

La puesta en marcha del servicio ha supuesto una inversión de 300.000 euros y la contratación de quince profesionales.