Más transporte público, una ciudad mejor conectada

El despliegue de las cuatro nuevas líneas D40, V5, V29 y V31 refuerza la conexión entre barrios y fomenta el uso de un transporte público más rápido, eficiente y fácil de utilizar, a favor de una ciudad que prioriza la salud y el bienestar de las personas. También habrá modificaciones en ocho líneas de la ciudad y se crearán dos nuevas líneas convencionales, la 136 y la 191.

La ampliación de la nueva red de bus, que entrará en funcionamiento el 13 de noviembre, une barrios que hasta ahora no estaban conectados, acerca a los ciudadanos los servicios que más necesitan, como hospitales, CAP y otros equipamientos municipales, e incide en el objetivo de tejer una red de bus que permita atravesar la ciudad con recorridos más racionales y eficientes.

Con las nuevas líneas, los ciudadanos podrán desplazarse directamente de Roquetes a la plaza de Espanya (D40), de Pedralbes al Puerto (V5), de Roquetes a Diagonal Mar (V29) y de Trinitat Vella a la Mar Bella (V31). También se pondrán en marcha dos líneas convencionales, la 136 y la 191, y se modificará el recorrido de ocho líneas de la ciudad.

El despliegue irá acompañado de una remodelación de la infraestructura. Se construirán 19 kilómetros más de carril bus, se mejorará la señalización, se reformarán pavimentos y aceras para hacer más accesibles las paradas y se adaptarán los chaflanes para garantizar la seguridad de los giros. “El transporte público no se detiene y, para garantizar su calidad, el autobús debe tener la prioridad en la calzada delante de los otros medios de transporte”, ha remarcado la concejala de Movilidad, Mercedes Vidal.

Más información, porque desplazarse sea más fácil

Un total de 110 informadores atenderán a los usuarios del 2 al 25 de noviembre en buses, paradas y equipamientos municipales, como hospitales, CAP o centros sociales de personas mayores, porque la adaptación a los cambios sea lo más fácil posible. Además, toda la información sobre las nuevas líneas y recorridos, y las líneas convencionales modificadas, está disponible en folletos y carteles, y en la nueva web de la nueva red de bus.

La remodelación del servicio de autobús se acabará a finales del 2018, cuando se hayan puesto en funcionamiento el total de 28 líneas de la nueva red de bus. Éstas, más las 43 líneas convencionales y las 27 líneas de bus de barrio, completarán una red de 98 líneas.

El diseño de la nueva red de bus ha sido precedido de un proceso participativo con los vecinos y las vecinas. Ha habido un total de 29 sesiones informativas y de debate con 1.750 participantes de donde han surgido 384 propuestas. Los ciudadanos también han aportado un centenar de ideas a través de la plataforma Decidimos.Barcelona.