Más participación ciudadana, una democracia más fuerte

El conjunto de vecinos y vecinas de Barcelona es, desde hoy, un actor más decisivo en el gobierno de la ciudad. La aprobación de las Normas Reguladoras de Participación Ciudadana genera espacios donde la ciudadanía pueda promover, debatir y coproducir las políticas municipales, y se convierte así en el eje central de los procesos de toma de decisiones del Ayuntamiento, por una democracia más fuerte.

Las nuevas vías de participación quieren impulsar la intervención de la ciudadanía y darle medios para que se exprese. Estos medios se especifican en la promoción de iniciativas ciudadanas, una herramienta que, mediante la recogida de firmas, facilita que el Ayuntamiento lleve a cabo una actuación de interés general y que sea de su competencia. Una vez alcanzado el número de firmas necesarias, se podrán incorporar puntos a tratar en el orden del día de los consejos municipales o de distrito, así como impulsar procesos participativos o consultas ciudadanas, entre otros.

La mejora de los canales de participación los hace más accesibles, abiertos y transparentes, y se fomenta el uso de medios presenciales y digitales para ampliar el número de participantes, así como su diversidad con el fin de adaptarse a la pluralidad que caracteriza la ciudad.

Llegan las multiconsultas

Durante el Pleno, la concejala de Participación, Gala Pin, ha anunciado que en el mes de mayo se celebrará la primera multiconsulta de Barcelona, en la cual las vecinas y los vecinos podrán votar, de manera presencial o digital, en las consultas propuestas por la misma ciudadanía o el Gobierno a lo largo del año. La votación durará una semana, se realizará anualmente y en esta podrán participar las personas mayores de 16 años inscritas en el padrón municipal.

Con la aprobación del Reglamento de Participación se ha estrenado la web barcelona.cat/participaciociutadana, para facilitar información, difundir las actividades participativas de la ciudad, las jornadas y los recursos, entre otros.