Más información para unos servicios sociales más eficientes

La primera encuesta sobre las condiciones de vida de los usuarios de los servicios sociales en la ciudad de Barcelona permite disponer de información de gran utilidad para incidir, de manera más eficaz, en los dos principales condicionantes de la pobreza: la vivienda y la falta de unos ingresos económicos mínimos.

La encuesta, que el Instituto Municipal de Servicios Sociales ha realizado a más de 12.300 personas mayores de 16 años que viven en alguno de los 6.623 hogares consultados, supone la mayor muestra que se ha tenido hasta ahora sobre el perfil de los usuarios de los servicios sociales y se enmarca dentro del proyecto de mejora de estos servicios, que el Ayuntamiento ha diseñado con el nombre de “¡Impulsemos!”.

La teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha afirmado: “Nunca hasta ahora habíamos tenido este nivel de acceso a la información del usuario, y eso nos tiene que servir para dar una mejor respuesta y realizar mejores propuestas en políticas sociales.” La encuesta ofrece información específica sobre los colectivos sociales más vulnerables de Barcelona y se evaluarán de manera más concreta los hogares con menores y con personas mayores.

Del estudio se extrae que la renta neta media por hogar de los usuarios de los servicios sociales en Barcelona es de 11. 611 euros el año, cerca de una tercera parte de la renta media de Cataluña (30.655 euros). Un 75,4 % de los hogares que acuden a los servicios sociales de la ciudad viven en situación de pobreza relativa, y el 70,2 % de estas personas también se encuentra en una situación de privación material severa,* frente al 6,7 % de la población catalana en general.

Disponer de una vivienda y unos ingresos mínimos garantizados para hacer frente a las necesidades básicas es la gran preocupación de los usuarios, que tienen que invertir entre el 50 % y el 70 % de su renta disponible para pagar la vivienda y los suministros de agua, luz y gas (111 euros mensuales por término medio).

El perfil mayoritario del usuario de los servicios sociales, según la encuesta, son mujeres (72 %) de entre 35 y 54 años (46,7 %) y con hijos a cargo (49,7 %), nacidas en España (56,5 %), que no encuentran trabajo (65,3 %) y sin estudios o con estudios primarios (62,7 %).

Destaca la buena valoración por parte de los usuarios de la atención recibida de los profesionales del Instituto Municipal de Servicios Sociales, con un 7,6 sobre 10 por término medio.

* Según los indicadores de la Unión Europea (indicadores Europa 2020, Eurostat) se entiende como privación material severa la imposibilidad de hacer frente a, como mínimo, cuatro de los nueve ítems siguientes: gastos imprevistos de 800 euros; ir de vacaciones al menos una semana al año; pagar sin atrasos recibos relacionados con la vivienda y sus suministros; consumir carne, pollo o pescado cada dos días; mantener la vivienda a temperatura adecuada durante el invierno; tener lavadora; tener televisor en color; tener teléfono, o bien tener automóvil.