Más canales para fortalecer la participación y la incidencia política de la ciudadanía

El nuevo proyecto normativo, definido de manera participativa a través de la plataforma Decidim.Barcelona, es el resultado del trabajo llevado a cabo en el seno de un grupo impulsor formado por diferentes fuerzas políticas y entidades. Su objetivo es regular los canales de relación entre la ciudadanía y el Ayuntamiento de Barcelona para facilitar la participación ciudadana en los procesos de toma de decisiones políticas y en el funcionamiento de los servicios municipales.

El teniente de alcaldía de Derechos de Ciudadanía, Transparencia, Participación y Deportes, Jaume Asens, ha dicho que esta revisión de las normas vigentes desde el 2002 responde a la voluntad de “fortalecer los mecanismos de participación y responder a las interpelaciones de una ciudadanía cada vez más madura y con ganas de participar”.

La propuesta de nuevo reglamento aclara los canales de participación, impulsa el control más directo de la ciudadanía sobre la acción de los representantes políticos e incorpora mecanismos de democracia directa para asegurar la implicación y la incidencia de los ciudadanos en la agenda política.

Más democracia directa

La iniciativa ciudadana, que es la intervención de la ciudadanía para promover una determinada actuación de interés general y competencia municipal, es uno de los aspectos que potencia el proyecto de nuevo reglamento. En este sentido, se amplían las maneras de impulsar consultas por iniciativa ciudadana: pueden ser presentadas por todas las personas empadronadas mayores de 16 años, y en temas de ciudad tendrán que contar con el apoyo de entre 9.000 y 15.000 firmas.

Por otro lado, el Gobierno municipal tiene la voluntad de facilitar cada año una multiconsulta (previsiblemente cada mayo, empezando en el 2018), que durante toda una semana concentrará las consultas impulsadas por iniciativa de los grupos municipales o de la ciudadanía y que haya aprobado el Consejo Municipal. La concejala de Participación y Distritos, Gala Pin, ha explicado que en estas consultas se garantizará un mínimo de 30 días de debate y se hará llegar a los vecinos información sobre los temas a votar.

El nuevo proyecto normativo permite votar en estas consultas a las personas empadronadas mayores de 16 años y, a diferencia de la normativa vigente, no se exigirá un mínimo de participación.

Garantías para la fiabilidad y la transparencia

Por su parte, el comisionado de Participación, Fernando Pindado, ha destacado que el nuevo reglamento apuesta por la hibridación entre la participación presencial y la digital a través de la plataforma Decidim.Barcelona. “Se ha trabajado especialmente para que los canales de participación tengan garantías de rigor y seguridad”, ha dicho Pindado. También ha mencionado la creación dentro de la normativa de una serie de comisiones que permitan garantizar la fiabilidad y transparencia de los procesos participativos.