La memoria de la ciudad se instalará en Can Batlló

En el año 2022 los fondos de los 21 archivos municipales dispersos por la ciudad se integrarán en el edificio principal del recinto de Can Batlló. El nuevo Archivo Municipal de Barcelona se convertirá en un centro de referencia internacional, tanto por la profusión de su fondo, que incluye documentos que fechan del siglo IX, como por el uso de metodologías innovadoras y la calidad de los programas y servicios que se ofrecerán a los usuarios.

El concejal de Presidencia, Eloi Badia, ha destacado que a partir del mes de septiembre se abrirá un concurso de ideas para poder incorporar al proyecto todos los elementos que se consideran fundamentales tanto desde la perspectiva vecinal, como desde la archivística.

La inversión prevista para el proyecto es de 47 millones de euros, la mayor parte de los cuales (37 millones) se dedicarán a la rehabilitación del edificio principal de este recinto industrial tan emblemático de Sants-Montjuic. El nuevo espacio potenciará la vertiente expositiva, fundamentalmente de fotografía, así como la divulgativa para acercar la memoria histórica y documental de la ciudad a las escuelas y las familias.

Los casi 17.000 metros cuadrados de la nave se convertirán en la sede de los fondos del Archivo Histórico de la Ciudad, el Archivo Municipal Contemporáneo, el Archivo Fotográfico de Barcelona y los archivos municipales de distrito y centrales, algunos de los cuales no se pueden consultar porque no se dispone del espacio suficiente en las sedes actuales. En el año 2016 el Archivo Municipal de Barcelona atendió a 55.750 usuarios y se consultaron unos 234.000 documentos.

La instalación del Archivo Municipal de Barcelona en Can Batlló continúa la transformación de este recinto industrial en un complejo ciudadano, cultural y cooperativo, que incluirá también, entre otros, la Escuela de Medios Audiovisuales (EMAV) y el proyecto Coòpolis, de fomento de la economía social y solidaria.