La mejora del bienestar psicológico de las personas, una prioridad

El Ayuntamiento presenta el Plan de Salud Mental 2016-2022, con más de cien acciones de prevención y apoyo destinadas a las personas afectadas de un trastorno de salud mental. El plan se ha elaborado de manera transversal, con la participación de todos los agentes implicados.

Por primera vez Barcelona tendrá un plan de salud mental, que se desarrollará en el periodo 2016 a 2022. El plan es una estrategia clara y directa para plantear políticas de mejora de salud mental, con más de cien acciones que se impulsarán desde el Gobierno municipal.

Este plan se ha elaborado de manera transversal, y desde enero de este año el Gobierno ha estado trabajando con entidades, proveedores de servicios, personas afectadas y sus familias y diferentes asociaciones. De esta manera, todos los agentes implicados han podido tener participación en un tema a menudo invisibilizado y que desde hoy es el centro de atención de la ciudad.

El Plan de Salud Mental comienza con un presupuesto para el primer año de 51,2 millones de euros, y se despliega en cuatro líneas estratégicas: el abordaje de los determinantes sociales que afectan a la salud mental; garantizar unos servicios accesibles, seguros y eficaces para todo el mundo y especialmente para las personas más vulnerables; garantizar el respeto a los derechos, y asegurar el buen desarrollo del plan.

Algunas de estas 100 medidas que recoge el plan son reforzar y actualizar los equipamientos de atención a la salud mental, incrementar los servicios de salud mental y reforzar el Programa de Servicio Individualizado, impulsar la figura del educador de calle o incorporar las entidades de salud mental en el acceso a la vivienda para entidades de inclusión social.

La salud mental, prioritaria para el Gobierno municipal

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha presidido la presentación y ha afirmado que la salud “es una cuestión de ciudad”, que “hay problemáticas de la salud mental que se pueden evitar, como los desahucios, el paro o las recortes” y que con este plan se pretende diseñar una estrategia para “reducir al máximo el sufrimiento de nuestra gente”.

También han participado en la presentación del plan Laia Ortiz, teniente de alcaldía de Derechos Sociales, que ha afirmado: “Nunca antes Barcelona había tenido un plan como este”, y Gemma Tarafa, comisionada de Salud, que ha explicado más a fondo las medidas y los objetivos del plan: “Un 12% de la población estará o ha estado afectada por algún trastorno de salud mental a lo largo de su vida, y debemos tenerlo en cuenta. Con este plan ponemos el acento en niños y adolescentes, que es la clave de la prevención.”