Impulso para reindustrializar el Bon Pastor

El polígono industrial del Bon Pastor ocupa la mitad del espacio productivo del distrito de Sant Andreu, con un total de 558 empresas que ocupan unos 770 establecimientos activos y con un 28 % de naves vacías. Reactivar la vertiente industrial del polígono es, precisamente, uno de los ejes del Plan de Desarrollo Económico del Distrito de Sant Andreu, que prevé más medidas para combatir el paro y la precariedad laboral y las desigualdades sociales en el distrito, promover la incorporación de las mujeres en el mercado y revitalizar el comercio de proximidad.

El de Sant Andreu es el tercero de los seis planes de desarrollo económico que se impulsarán durante este mandato, después de los que ya se presentaron de Ciutat Vella y Nou Barris y que responden a la nueva política de desarrollo económico de proximidad de Barcelona Activa.

Según el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello: “Estamos realizando una fuerte apuesta por la reindustrialización, que no puede ser la del siglo XX sino adaptada a la nueva economía digital y a los retos de la economía circular y de la renovación energética. La dinamización del polígono del Bon Pastor es un ejemplo perfecto de esta apuesta.”

Se quiere aprovechar la tendencia actual de retorno de la industria a emplazamientos urbanos para atraer al polígono del Bon Pastor modelos nuevos de producción y plantear proyectos adaptados a la economía verde y circular. Entre otros servicios, se pondrá a disposición de las empresas del polígono a una figura de dinamización industrial que trabajará para mejorar la competitividad del tejido empresarial.

Otro de los objetivos es promover el empleo de las naves del polígono que actualmente están vacías, mediante acciones de marketing en línea, de geolocalización y de herramientas de detección. Se plantea destinar alguna de estas naves como punto de almacenaje compartido de las entidades del distrito.

Promoción del empleo de calidad y el comercio de proximidad

La concejala de Sant Andreu, Carmen Andrés ha explicado: “Sant Andreu es el tercer distrito en nivel de paro, con mucha incidencia en las personas de más de 45 años y fundamentalmente en las mujeres.” Por este motivo, se quiere fomentar el empleo de calidad, especialmente entre los colectivos en situación de vulnerabilidad.

Para potenciar el comercio de proximidad se pondrán en marcha nuevas actuaciones de asesoramiento a los comercios para mejorar la eficiencia energética, la supresión de barreras arquitectónicas o la compra mancomunada de productos, servicios o suministros.