Empieza la operación Navidad

El operativo especial de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra vinculado a las fiestas navideñas se inicia con el objetivo de garantizar la convivencia, la movilidad y la limpieza. Se refuerza la presencia de los dos cuerpos de seguridad en las zonas comerciales, y se incrementan los dispositivos de seguridad vial.

Como cada año, se refuerza la coordinación entre los dos cuerpos de seguridad por el aumento de visitantes y actividades en el espacio público. Las actuaciones se extenderán por todos los distritos de la ciudad, pero se intensificarán en el centro de la ciudad y los principales ejes comerciales. La zona delimitada por el paseo de Lluís Companys, la avenida del Paral·lel, la calle de Urgell y la calle de Mallorca será objeto de una atención especial, que empezará los días 6 y 8 de diciembre, coincidiendo con los primeros festivos con comercios abiertos. El operativo se complementará con otros dispositivos específicos para Nochevieja, la Cabalgata de Reyes y la Feria de Reyes de la Gran Via.

Prevención y movilidad

Las patrullas mixtas de la Guardia Urbana y de los Mossos tendrán como objetivo realizar tareas de proximidad y prevención. La presencia de agentes uniformados está destinada a evitar que se cometan actos delictivos, así como a controlar las infracciones que puedan perturbar la convivencia y el descanso del vecindario. También se encargarán de la vigilancia general de los espacios públicos y del auxilio y la asistencia a la ciudadanía. Por otra parte, se intensificará la operación Red en el metro de Barcelona.

El incremento de desplazamientos hará que otra actuación importante sea evitar las congestiones de tráfico, para lo cual se establecerán medidas de ordenación para mantener la fluidez vial y facilitar la movilidad de los peatones y de los vehículos. En este sentido, se prestará una especial atención a las infracciones que puedan afectar la seguridad de los peatones como, por ejemplo, no respetar la preferencia en los pasos de peatones o las señales de los semáforos o circular por las aceras. También se actuará contra los vehículos aparcados en doble fila o que afecten la circulación del transporte público.

Paralelamente, el cuerpo de policía barcelonés reforzará los controles preventivos de alcoholemia y los drogotest para reducir la accidentalidad en un periodo con muchas celebraciones, con el objetivo de reducir las víctimas de accidentes de tráfico. Este servicio contará con un dispositivo específico en Nochevieja.

Mejor en transporte público

Desde el Ayuntamiento de Barcelona se recomienda utilizar el transporte público para desplazarse a las zonas más céntricas. Desde el domingo, 3 de diciembre, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) refuerza las líneas de autobús durante los días festivos, y adaptará el servicio de bus y metro a las características especiales de estas fechas.

Por eso el martes, 5 de diciembre, y el jueves, 7 de diciembre, el servicio se prestará hasta las 2 de la madrugada. El día 6 de diciembre el horario será el habitual de un día festivo, y el viernes 8 de diciembre el metro funcionará hasta las 2 de la madrugada. Por otro lado, el 24 de diciembre el servicio de metro acabará a las 23.00 horas. El día de Navidad el metro funcionará de las 5 de la mañana a las 2 de la madrugada, y por Sant Esteve, hasta las 12 de la noche.

Como es habitual, en Nochevieja el metro dará servicio de manera continuada.

Calles y plazas libres de suciedad y de obras

Durante todas las fiestas también aumentará el servicio de recogida de residuos y de limpieza de las calles, especialmente en las zonas con más densidad de peatones. Además, durante todo el periodo de vigencia de la operación Navidad, no se darán permisos a obras que afecten la vía pública, salvo casos de urgencia o de interés especial.