El vaso retornable, muy rentable

El uso del vaso retornable en las fiestas mayores de Gràcia, Sants y la Mercè ha permitido ahorrar más de 210.000 vasos de usar y tirar, que equivalen aproximadamente a 210 kilogramos de residuos de envases no generados. La experiencia se enmarca en la Estrategia Residuo Cero municipal que promueve la reducción de la generación de residuos entre la ciudadanía.

Considerando una media de 1,25 consumiciones por cada vaso, en la Fiesta Mayor de Gràcia se habrían ahorrado unos 134.600 vasos y, en la de Sants, unos 45.700. En las Fiestas de la Mercè, con una estimación de uso medio de 2,5 consumiciones por cada vaso, se habrían ahorrado unos 30.000 vasos de usar y tirar. El total de 210.300 vasos de plástico no consumidos ha reducido la generación de residuos de envases en unos 210 kilogramos.

También se evita la acumulación excesiva de plásticos en papeleras, contenedores y, sobre todo, en el suelo de las calles, lo cual reduce las necesidades de limpieza y se convierte en un buen mecanismo para la corresponsabilidad para una ciudad más limpia.

Cada vaso, con un diseño propio de cada fiesta, se distribuyó mediante el depósito de 1 euro en concepto de alquiler en todas las barras repartidas por calles y plazas. Quien lo quería, podía devolver el vaso para recuperar el depósito, aunque muchos optaron por llevárselo como recuerdo.