Sarrià, primer barrio en recoger los residuos puerta a puerta

El casco antiguo de Sarrià estrenará un sistema pionero de recogida selectiva de residuos puerta a puerta en el mes de febrero del 2018, concebido para hacer crecer el nivel de reciclaje actual hasta el 60 %, tal como indica la Estrategia residuo cero. Esta semana se ponen en marcha una serie de acciones de comunicación e información para explicar al vecindario el funcionamiento de una fórmula que se espera poder aplicar en otras zonas de la ciudad.

La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha afirmado: “Las ciudades que han apostado por sistemas de recogida puerta a puerta han pasado de tener unos porcentajes similares a los de Barcelona, de entre el 30 % y el 36 % de recogida selectiva, a un 55 % o 60 %, y no lo hacen de forma progresiva sino inmediata.” Con el seguimiento de este sistema, además, el vecindario de Sarrià contribuirá a conseguir el objetivo previsto para el año 2020 de reducir la generación de residuos en un 15 % respecto al 2010.

Además de mejorar los niveles de reciclaje y la calidad de los residuos recogidos en todas las fracciones, la implantación de este sistema de recogida tendrá un impacto directo en la calidad del espacio público, con espacios más limpios, más calidad del aire y disminución del ruido, ya que se reduce el número de días en que hay recogida y la instalación de nuevas papeleras con tapa para los residuos de pequeño formato.

La iniciativa da respuesta a la demanda de la Asociación de Vecinos de Sarrià de cambiar el sistema de recogida de residuos del barrio. El concejal de Sarrià-Sant Gervasi, Daniel Mòdol, cree que el distrito “tiene un perfil pionero, de apuesta por ser el banco de pruebas para algunos temas estratégicos de ciudad”. El objetivo es valorar la implementación de este sistema en otras zonas de la ciudad.

¿Qué es la recogida puerta a puerta?

El nuevo sistema requiere la implicación ciudadana para realizar una recogida separada de las diferentes fracciones: residuos orgánicos, reciclables (plásticos y metales), envases de vidrio, papel y cartón, residuos en general y residuos sanitarios. Cada fracción, identificada con bolsas o baldes del color correspondiente, tendrá unos días específicos de recogida: lunes, miércoles, viernes o domingo. Los martes se hará la recogida de muebles.

Desde esta semana y hasta finales de año, se ofrecerán sesiones informativas con diferentes colectivos vecinales y se distribuirán informadores ambientales, los cuales complementan el trabajo de la Oficina de Atención Personalizada, que se pone en marcha hoy en la sede del Distrito.