El nuevo mapa de la red de bus de Barcelona tendrá 97 líneas

El proceso de despliegue de la nueva red de bus culminará durante el próximo año y medio con la introducción de 12 nuevas líneas de altas prestaciones. Con estas líneas, la red definitiva del servicio de bus de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) incluirá un total de 97 líneas, 28 de las cuales serán de altas prestaciones, 43 serán convencionales y 26 de proximidad y de bus de barrio.

El despliegue para introducir las doce nuevas líneas de altas prestaciones, la llamada nueva red de bus, se efectuará en dos fases: la primera, en otoño del 2017, y la segunda, en otoño del 2018.

Dotada de autobuses de altas prestaciones, las líneas de la nueva red de bus destacan por el hecho de tener una nomenclatura que las hace más fáciles de utilizar y porque son más eficientes y tienen más conectividad y más cobertura en algunas zonas de la ciudad. Con la implantación definitiva, el 95 % de los vecinos tendrán una línea de altas prestaciones a menos de 300 metros de casa.

Participación

El proyecto para el despliegue final de la nueva red de bus se ha llevado a cabo con un amplio proceso de información y debate entre las entidades y el vecindario. “Conseguimos una red de transporte público de superficie adaptada a las necesidades de vecinos y vecinas”, ha destacado Janet Sanz. Por su parte, la concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, ha explicado que se trata de una propuesta que “se planteó a escala técnica, pero que se trabaja desde el territorio”. Se han realizado diecisiete sesiones territoriales, además de una sesión con el Pacto por la Movilidad y, también, con los miembros del Consejo de las Personas Mayores. “Somos muy conscientes de que el servicio de bus da servicio de forma preferente a este colectivo”, ha añadido Vidal.

En el proceso de debate y participación, tanto presencial como a través de la plataforma de participación Decidim Barcelona, han participado 1.750 vecinos, que han aportado 384 propuestas. De estas intervenciones, el 60 % han sido sugerencias de mejora a incorporar en el proyecto o aclaraciones de dudas. Entre las peticiones que se han añadido destacan ajustes de paradas, ajustes de recorridos, sincronización de semáforos o una campaña de comunicación y difusión en todos los barrios de la ciudad.

En dos años habrá “un antes y un después en el transporte público”, según ha asegurado Janet Sanz. De acuerdo con los datos de TMB, el crecimiento global de las líneas de la nueva red de bus en número de usuarios es de un 50 %.