El arte de escribir a mano

El hazlo tú mismo” es una moda que nació hace varios años y que comprende todas las actividades que se realizan a mano y que recuperan las técnicas manuales de fabricación, como la costura, el scrap, la cocina creativa o el bricolaje. A estas tendencias se suma ahora otra nueva y cada vez con más adeptos, la caligrafía.

Vídeo ‘El arte de escribir a mano’

“La caligrafía siempre ha estado ligada al mundo del arte”, explica Oriol Miró, calígrafo y diseñador gráfico. Él hace años que se dedica a la enseñanza de escribir a mano, tanto en escuelas profesionales de diseño como en centros donde se imparten cursos para todos los públicos. Es el caso de la Escuela Visions, en Gràcia, donde cada tres meses Miró dirige un taller para aprender a hacer letra bonita. Son monográficos en que Oriol enseña a trazar letra renacentista, itálica, gótica e inglesa utilizando la técnica de la repetición: “Yo cuento las letras en la pizarra con unos rotuladores gruesos y los alumnos intentan copiar en un papel.” Cuando ya han aprendido los trazos, es el momento de personalizar la letra, “que cada uno la haga según su estilo”, añade Miró.

Cualquiera que sea la letra de cada persona, la caligrafía se puede aprender, y sus usos son infinitos. Hay quien simplemente aprende caligrafía porque le apetece, hay quien la utiliza para personalizar objetos propios hechos a mano y hay quien le da una salida profesional. Es el caso de Laura Massana, del estudio Three Feelings, que, además de dedicarse al diseño gráfico y a crear páginas web y blogs, siente una gran pasión por la caligrafía, la suya, que tal y como ella misma define es “moderna y con influencias de la tradición inglesa”.

Massana explica que para ella la caligrafía es una forma de expresión y que no puede expresar lo mismo cuando escribe con un teclado que cuando escribe a mano: “La desconexión y la relajación que me aporta no las consigo con nada más.” Y aparte de enseñar su manera de escribir a través de cursos, desde Three Feelings se personalizan con caligrafía todo tipo de objetos como tazas, camisetas o libretas.