Cursos gratuitos para capacitar digitalmente a jóvenes y personas mayores

Barcelona Activa ha puesto en marcha el proyecto Ciberalfabetización, que consiste en tres programas de formación gratuitos para combatir la brecha digital en la ciudad. Veinte personas desempleadas que la agencia de desarrollo ha contratado y formado impartirán estos cursos, que se dirigen a niños que quieren introducirse en el mundo de la programación, jóvenes que aspiran a convertirse en prescriptores de libros a través de la red y personas de más de 55 años que se inician en el uso de los dispositivos móviles.

Según diferentes estudios, nueve de cada diez barceloneses se conectan a la red diariamente. Con todo, según el informe “La brecha digital en la ciudad de Barcelona”, se han encontrado diferencias en función de los barrios, la edad, la situación laboral y el nivel formativo. El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha expresado: “Si Barcelona es la capital del móvil, lo tiene que ser también del derecho a Internet. Tenemos una ciudad con una conectividad muy alta, pero todavía hay gente que no puede pagar el acceso a Internet o bien no tiene la capacitación para hacerlo.”

El programa Ciberalfabetización consiste en tres programas de formación de corta duración que se impartirán en unos treinta centros de la Red del Consorcio de Bibliotecas de Barcelona y mediante los cuales se espera formar a más de 1.300 personas desde ahora y hasta el mes de abril. De cada curso se han realizado diferentes ediciones con grupos de entre diez y doce participantes. Según el primer teniente de alcaldía: “Saber usar las nuevas tecnologías es fundamental para encontrar trabajo, para poder participar políticamente o, incluso, para relacionarse con el resto de la ciudadanía.”

Para poner en marcha este proyecto, Barcelona Activa ha contratado y formado a veinte personas desempleadas a través de los planes de empleo municipales, que actuarán como formadores y, además, podrán complementar sus perfiles profesionales y mejorar sus posibilidades de inserción futuras.

La iniciativa se enmarca en el plan “Barcelona, ciudad digital 2017-2020” y complementa otras propuestas impulsadas recientemente en la ciudad, como doblar los puntos de acceso gratuito a Internet o la firma de la Declaración de Barcelona por la inclusión social digital, un acuerdo con las grandes operadoras para trabajar conjuntamente con el objetivo de que la tecnología tenga el máximo impacto social.