Cumplir los niveles de contaminación de la OMS evitaría al menos 250 muertos cada año en la ciudad

Los datos reales captados entre los años 1996 y 2016 mediante el estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) confirman una correlación evidente entre las puntas de máxima contaminación y el aumento de las complicaciones sanitarias, a corto y largo plazo. El informe concluye que se evitarían, como mínimo, 250 muertos y casi 1.500 ingresos hospitalarios cada año en la ciudad si se cumplieran los límites de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para mejorar la calidad del aire es imprescindible reducir el tráfico y especialmente el más contaminante. Las restricciones de circulación para los vehículos que no dispongan de la etiqueta ambiental de la DGT se activan el 1 de diciembre y se harán efectivas cuando se declare un episodio de contaminación por dióxido de nitrógeno.

El trabajo ha analizado las once estaciones de medida que hay en la ciudad, así como la mortalidad, los ingresos hospitalarios y las visitas a los servicios de urgencias. Para afinar todavía más las cifras, estos indicadores se han cruzado con otras variables como la temperatura, el día de la semana, la estacionalidad, los niveles del alérgeno de la soja o la presencia de la epidemia de la gripe.

La contaminación, una cuestión de salud

De hecho, el Informe de evaluación de la calidad del aire en la ciudad de Barcelona 2016, que también ha elaborado la ASPB, ya puso sobre la mesa que el 95 % de la población de la ciudad está potencialmente expuesta a niveles anuales de partículas en suspensión superiores a los niveles de referencia de la OMS, una situación que afecta también al 68 % de la ciudadanía con respecto al dióxido de nitrógeno (NO2).

La contaminación del aire es, según todos los indicadores, un problema grave de salud que no solo agrava los efectos de las enfermedades cardiovasculares, del asma o de otras enfermedades respiratorias, sino que también tiene relación con el cáncer de pulmón, la diabetes, el retraso en el crecimiento fetal, la mortalidad prematuraefectos cognitivos en el desarrollo de los niños.

Los episodios aumentan la mortalidad

Aunque la contaminación en Barcelona se prolonga todo el año y tiene efectos continuados en la población, el análisis demuestra que los episodios empeoran claramente la salud. Por ejemplo, la mortalidad aumentó un 40 % durante los cuatro días que duró el episodio de contaminación por partículas en suspensión (PM10) del febrero del año 2016.

Restricciones de circulación

Para mejorar la calidad del aire, pues, es imprescindible reducir el tráfico y especialmente el más contaminante. A partir del 1 de diciembre, cuando se declare un episodio de contaminación ambiental por dióxido de nitrógeno (NO2), se restringirá la circulación dentro de la zona de bajas emisiones de los vehículos que no dispongan de la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT), eso es, los turismos de gasolina anteriores al 2000 y los diésel anteriores al 2006, y también las furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994.

De momento quedarán exentos de las restricciones los camiones, los autocares, las motos, los autobuses y las furgonetas Euro 1, Euro 2 y Euro 3. Los vehículos de emergencia, los de personas con movilidad reducida y los servicios esenciales podrán circular siempre, independientemente de la etiqueta de la DGT.

Un dispositivo especial de la Guardia Urbana velará por el cumplimiento de las restricciones y controlará el distintivo de los vehículos mediante la matrícula. Para comprobar la etiqueta ambiental del vehículo se puede introducir la matrícula en este buscador.

Impulso del transporte público

Durante estos episodios de NO2, el transporte público ofrecerá la máxima capacidad operativa y también se activará el abono T-aire. Desde el 2 de octubre, adicionalmente, también se puede adquirir la T-verda, un título de transporte que permite realizar viajes ilimitados durante tres años a los ciudadanos que desguacen un vehículo contaminante y no compren ningún otro.