¿Cómo se ve Barcelona? Estabilidad política, buenos servicios y agenda social

Según la Encuesta de servicios municipales de Barcelona —la mayor que elabora el Consistorio, basada en 6.000 entrevistas personalizadas— el Ayuntamiento es la institución mejor valorada por los barceloneses y las barcelonesas, que además consideran que la ciudad mejora con respecto al año anterior y que lo seguirá haciendo en el futuro, y da buena nota a los servicios municipales. Entre las diferentes preocupaciones, la relativa al turismo se dispara en todo el territorio y crece ligeramente la que hace referencia al acceso a la vivienda.

El Ayuntamiento de Barcelona obtiene la mejor valoración (6,4 sobre 10) de la serie histórica de esta encuesta. Un 84,6 % de la ciudadanía aprueba la gestión municipal, con un crecimiento de casi dos puntos de la gestión en el ámbito económico, que se sitúa en el 43,4 %. Un 37,1 % de los entrevistados piensan que la ciudad ha mejorado con respecto al año pasado y la satisfacción de residir en Barcelona sigue siendo muy positiva, con una nota de 7,8 sobre 10.

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello ha asegurado: “La encuesta hace evidente que Barcelona se percibe como una ciudad que gestiona bien y con rigor desde el punto de vista económico, que garantiza estabilidad económica y que al mismo tiempo está preocupada por la agenda social.”

La ciudadanía pide a los gestores municipales mejoras relacionadas con aspectos de proximidad como la limpieza, reducir y gestionar mejor el turismo o facilitar el acceso a la vivienda, además de seguir mejorando en equipamientos y servicios.

Precisamente, los servicios municipales consolidan una buena valoración, ya que trece de estos servicios obtienen una nota media superior a la del año pasado. Sobresalen las buenas valoraciones de equipamientos como la red de bibliotecas públicas, los centros cívicos o los mercados municipales. Por primera vez se ha pedido la opinión sobre el Tram, que se convierte en el transporte con la mejor nota (7,2 sobre 10), por encima del metro (7,1), el autobús (7,0) o el Bicing (6,2).

Preocupaciones principales

El turismo se sitúa como principal preocupación de ciudad, ya que prácticamente dobla los resultados del año pasado —del 8,1 % del 2016 al 15,6 % de este año— y lejos de los que obtienen el paro y las condiciones laborales (8,6 %), la circulación y el tráfico (7,3 %) o el acceso a la vivienda (6,7 %). Dentro de este último punto, la preocupación principal de barcelonesas y barceloneses es el precio de la vivienda en general y el aumento de los precios de los alquileres.

La Encuesta de servicios municipales se realizó mediante 6.000 entrevistas presenciales en el hogar entre el 4 de abril y el 27 de junio, antes de los atentados del 17 de agosto.