Cazadores de Hermes

Hace 3 años que 11 amantes de las curiosidades barcelonesas fundaron la asociación Cazadores de Hermes de Barcelona. A menudo se encuentran para descubrir y fotografiar las figuras de este dios mitológico que hay en la ciudad.

Vídeo ‘Cazadores de Hermes’

Según la mitología griega, Hermes es mensajero de los dioses y dios del comercio, aunque también es inventor y protector y dios de los ladrones y los mentirosos. En el antiguo Egipto era conocido con el nombre de Djehuty, y los romanos lo bautizaron como Mercurio. Como dios del comercio, su figura aparece representada en una gran cantidad de edificios, como bancos, industrias y casas burguesas. De hecho, es uno de los dioses más representados en todo el mundo.

En Barcelona hay miles, sobre todo en L’Eixample, debido a la gran cantidad de antiguas casas burguesas que había en este distrito, y también en Ciutat Vella. El mismo Ayuntamiento de Barcelona tiene el caduceo de Hermes, uno de sus rasgos distintivos junto con el casco alado y los zapatos aladas, representado en la fachada. En la plaza de Catalunya también podemos encontrar una figura entera de Hermes, el grupo escultórico llamado Barcelona, ​​de Frederic Marès. Y quien también quiso homenajear a este dios fue Antoni Gaudí, que diseñó 6 farolas con un casco alado, dos de los cuales se encuentran en la plaza Reial.

Los miembros de Cazadores de Hermes de Barcelona buscan representaciones de esta divinidad por toda Barcelona. Estos blogueros curiosos quedan a menudo para descubrir y fotografiar figuras nuevas y desconocidas. Además, también ofrecen rutas culturales y exposiciones fotográficas y realizan conferencias, en las que explican las actividades que llevan a cabo y curiosidades relacionadas con este dios.

Hermes, cofundador de Barcelona

Según la mitología griega, los dos hermanos Hermes y Heracles iniciaron un largo viaje en barco en busca del vellocino de oro. De las 9 barcas de la tripulación, una se extravió y apareció donde actualmente se encuentra Montjuïc. El lugar gustó tanto a los dos hermanos que decidieron fundar una ciudad con el nombre de Barca Nona, en referencia a la novena barca perdida.