Can Ferrer pasa a ser propiedad del Ayuntamiento

Can Ferrer es una finca ubicada en la calle de Alfonso XII, en el barrio de Sant Gervasi – Galvany. Una zona con pocos equipamientos públicos a causa de la falta de propiedades municipales. Por eso la adquisición de Can Ferrer por parte del Ayuntamiento constituye un actuación muy celebrada por los vecinos de la zona. De hecho, el movimiento vecinal ha luchado durante más de tres décadas para conseguirlo. Finalmente un acuerdo entre el actual propietario y el consistorio lo ha hecho posible.

El acuerdo al cual se ha llegado supone que la parte del jardín y la construcción abandonada pasen a ser del Ayuntamiento. A cambio, como se decidió no derruir Vil·la Urània, una casa del barrio del Farró propiedad del Ayuntamiento, el techo de edificabilidad que había en esta finca se traslada a Can Ferrer, en la parte que ya está construida y que seguirá siendo del actual propietario. De esta manera la propiedad obtiene un incremento en la edificabilidad del terreno que adquiere.

La modificación del PGM que comporta este acuerdo ya se ha publicado en el DOGC. El siguiente paso es la reparcelación de la finca, proyecto en el cual el Ayuntamiento ya está trabajando, y a continuación ya se podrá inscribir Can Ferrer a nombre del consistorio.

Una lucha vecinal de 30 años

Las asociaciones vecinales de la zona han pedido durante muchos años que Can Ferrer pasara a ser propiedad municipal y las negociaciones fallidas con el Ayuntamiento han sido diversas hasta ahora. De hecho, el barrio de Sant Gervasi – Galvany es uno de los territorios con menos equipamientos públicos de Barcelona a causa de la falta de espacio público. Por eso es tan importante el acuerdo al que se ha llegado.

El Ayuntamiento espera entrar en la finca en las próximas semanas para poder evaluar cuál es su estado, tanto del jardín como de la casa. Una vez hecho eso, el primer paso será hacer las acciones oportunas para adecuar el espacio verde como jardín público preservando el valioso patrimonio natural que hay en él. Con respecto al edificio todavía se tiene que estudiar si se podrá recuperar.