Barcelona no tiene miedo

El minuto de silencio convocado este viernes, 18, en la plaza de Catalunya para rechazar el atentado terrorista en la Rambla ha congregado a 100.000 personas en las calles del centro de la ciudad bajo el lema espontáneo “No tengo miedo” aclamado masivamente. Al mismo tiempo, el Pleno del Ayuntamiento se ha reunido en sesión extraordinaria para mostrar el rechazo institucional y la solidaridad con las víctimas.

“El miedo no prevalecerá. Volveremos a pasear por la Rambla y lo haremos con libertad y con amor por nuestra ciudad y por la vida.” Con estas palabras acaba la declaración institucional que la alcaldesa, Ada Colau, ha leído en el Pleno extraordinario convocado de urgencia, y también con esta premisa un centenar de miles de personas ha salido a la calle al minuto de silencio que se iba a celebrar en la plaza de Catalunya a las doce del mediodía.

Una vez ha acabado el minuto de silencio, y con la consigna de “No tengo miedo”, la multitud se ha encaminado Rambla abajo, pisando el lugar del atentado. Según la Guardia Urbana, 100.000 personas han salido a las calles de la ciudad. Las muestras de solidaridad se van repitiendo durante el día en el paseo, que se va llenando de muestras espontáneas de dolor, solidaridad y de rechazo.

Al mismo tiempo, el sábado, 19, y el domingo, 20, de las diez de la mañana a las ocho de la noche, todo el mundo podrá firmar en el Libro de Pésame de la ciudad, que se habilitará en el Saló de Cent del Ayuntamiento.

Esta es la declaración institucional leída en el Pleno extraordinario:

“Este jueves se ha perpetrado en Cataluña una serie de atentados terroristas que han provocado decenas de víctimas. En La Rambla de Barcelona, gente de muchas nacionalidades y de todas las edades, personas y familias que paseaban y disfrutaban de nuestra ciudad, han resultado heridas y muertas.

Estas familias podrían ser las de cada barcelonés y barcelonesa. En realidad, son nuestras familias.

Ante estos golpes de odio que han sacudido la ciudad, el Plenario del Consejo Municipal, como órgano de representación de la ciudadanía de Barcelona, acuerda:

  1. Expresar su más sentido pésame a todas las víctimas, así como a sus familiares y amigos. Barcelona y su ciudadanía está a su lado y les da todo el calor y apoyo.
  2. Condenar con toda su energía este ataque. Uno más de una larga serie de atentados bárbaros que, de Bagdad a Orlando y Mogadiscio, pasando por París, Niza, Londres, Bruselas, Berlín o Manchester, quieren imponer el terror, el miedo y el odio.
  3. Agradecer a los servidores públicos de todas las administraciones su rápida y coordinada respuesta, así como el cuidado que están teniendo de las víctimas y de sus familiares. La ciudad quiere reconocer el apoyo prestado por entidades, empresas y ciudadanía que, de forma proactiva e inmediata, se han puesto al servicio de la comunidad en este momento tan duro.
  4. Constatar que nos sentimos acompañados. Desde el primer momento hemos recibido muestras de cariño y apoyo de todas partes. Ciudades y gente de todo el mundo que en las últimas horas nos han hecho llegar sus mensajes de solidaridad.
  5. Finalmente, lanzar a los responsables de estos ataques un mensaje claro e inequívoco: no nos abrumarán. Estos atentados cobardes no cambiarán los valores de una ciudad valiente. No permitiremos que el odio ni el racismo arraiguen entre nosotros. Barcelona seguirá siendo una ciudad de paz, orgullosa de su diversidad y convivencia.

El miedo no prevalecerá. Volveremos a girar por la Rambla y lo haremos con libertad y con amor por nuestra ciudad y por la vida.