Baobab, los campamentos urbanos que garantizan el derecho al ocio

Durante este mes de agosto, más de cuatrocientos niños y niñas de 4 a 12 años participan en las actividades de ocio educativo Baobab, un proyecto con un arraigo comunitario muy fuerte. Con el impulso del Plan de barrios, Baobab llega este año a seis barrios de la ciudad donde el derecho al ocio no está cubierto para todo el mundo.

Los campamentos tienen lugar en la Marina de Port (Sants-Montjuïc), Baró de Viver y la Trinitat Vella (Sant Andreu), la Trinitat Nova (Nou Barris) y a la Verneda y la Pau y también en el Besòs i el Maresme (Sant Martí). De esta manera el proyecto triplica el número de niños que participan con respecto al año pasado y se prevé que a lo largo del curso 2018-2019 se amplíe hasta cubrir trece barrios de la ciudad.

Impulso a la educación comunitaria

El proyecto Baobab tiene como objetivo garantizar el derecho de los niños a las actividades de vacaciones y, al mismo tiempo, fomentar la aparición de una oferta de ocio educativo durante todo el año en barrios donde estas necesidades no están cubiertas para todo el mundo. Baobab, además, aterriza en los barrios tejiendo alianzas con entidades, asociaciones y proyectos de las áreas y distritos y generando nuevos vínculos dentro de la comunidad: la mitad de los monitores y las monitoras de los campamentos urbanos son del barrio.

La finalidad es que Baobab se convierta en el motor que genere nuevas dinámicas durante todo el año, que hagan posible proyectos de ocio educativo de base comunitaria en la ciudad. Es una estrategia de largo recorrido para acompañar la creación de nuevos recreos y caus en los barrios donde no hay y reforzar los existentes, vinculando a estos a los niños, los jóvenes y las familias.