Así serán las Glòries

La transformación de anilla viaria a gran parque verde para las personas y no para los vehículos avanza en Glòries. Este mismo 2017 se empezará a trabajar para convertir la plaza en la futura CANopen Urbana, una gran zona verde rodeada de vivienda pública y equipamientos educativos y culturales, conectada con la ciudad por transporte público y a medida de peatones y bicicletas.

Los nuevos usos de la plaza de las Glòries se han aprobado de forma provisional en el Pleno del Ayuntamiento, antes del último trámite en la Generalitat, en la zona comprendida entre las calles de Castillejos, Consell de Cent, Independència-Badajoz y Bolívia. El nuevo planeamiento incorpora la consolidación y la mejora del parque central, sin discontinuidades y la valoración del Rec Comtal, que volverá a salir a la superficie y cruzará el norte de la plaza.

La adjudicación de la primera fase de obras del parque central, el gran claro central, está prevista que se lleve a cabo antes de que finalice 2017 y se le destinará una inversión de 53 millones de euros..

Movilidad sostenible

La urbanización de la nueva plaza de las Glòries incorporará un gran intercambiador de transporte público, entre las redes de metro y tranvía, así como la del metro. El intercambiador garantizará la centralidad de la plaza, en la confluencia de los distritos del Eixample y de Sant Martí y como zona de influencia de siete barrios. También será posible la prolongación de la red de tranvía y se recuperará la centralidad de la carretera de Ribes.

Asimismo, la ordenación vial de la plaza priorizará la circulación de peatones y bicicletas en detrimento del vehículo privado, para lo cual se prevé una reducción del tráfico en superficie.

Las bocas de metro se integrarán en el parque, donde se instalarán aparcamientos específicos para bicicletas y estaciones de Bicing.

Vivienda pública

El entorno de las Glòries estará formado principalmente por vivienda pública, con un total de siete promociones. Las nuevas construcciones contarán con una altura limitada y se restringirán los usos hoteleros en espacios dedicados a vivienda.

De las siete promociones, cinco estarán situadas en la calle de Bolívia, una de las cuales ya está lista para entregar y dos, regidas por concurso por derecho de superficie, se licitarán en verano del 2017.

De la vivienda pública prevista en las Glòries destaca la comunidad habitacional en la isla de las Glòries, entre el Mercat dels Encants y la Gran Via de les Corts Catalanes, con diseños adjudicados por un concurso internacional el pasado mes de mayo.

Educación, cultura y patrimonio

La transformación de las Glòries, sin embargo, no olvida el patrimonio industrial, que se reconvertirá en equipamientos. Se recuperarán la fábrica del azúcar y, como centro cultural, la de los paraguas, las dos en la parte alta del parque. Asimismo, también está prevista la ampliación de la Farinera del Clot.

Con respecto a centros educativos, este verano se licitará la construcción de un nuevo jardín de infancia en la calle de Cartagena, además de la ampliación de la escuela de los Encants.

La definición de los nuevos usos de la plaza de las Glòries Catalanes y su entorno han sido aprobados provisionalmente por el Plenario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona mediante una modificación del Plan General Metropolitano (MPGM).