El aire de Barcelona supera los niveles de la OMS de cinco contaminantes

El grave problema de contaminación atmosférica que afecta directamente la salud de las personas procede sobre todo de los gases que emiten los vehículos. La reducción de las partículas en suspensión que hay en el aire evitaría cerca de 650 muertes prematuras en la ciudad. Por eso las administraciones están llevando a cabo diferentes acciones para reducir el uso del vehículo e implantar medidas más saludables y sostenibles.

El informe “Evaluación de la calidad del aire en la ciudad de Barcelona 2016“, que elabora la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), mantiene la alerta por los niveles de contaminación en la ciudad. Después de analizar los niveles atmosféricos de los principales contaminantes de la ciudad, se ha constatado que se superan, respecto a cinco contaminantes, los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los más perjudiciales para la salud son el NO2 (dióxido de nitrógeno, generado sobre todo por el tráfico en la ciudad y que puede influir a la larga en la aparición de enfermedades respiratorias crónicas y cerebrovasculares) y las PM10 (micropartículas en suspensión que afectan especialmente el aparato respiratorio y el sistema cardiovascular). Según el estudio, el 68 % de la población está expuesta a niveles anuales de NO2 superiores a los fijados por la OMS, y respecto a las partículas en suspensión, el porcentaje es del 95 %. Se calcula que la reducción de estas partículas evitaría anualmente cerca de 650 muertos en la ciudad y 3.50o en el área metropolitana.

Dada la relación existente entre un índice de contaminación alto y la salud, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó en noviembre el Programa de Medidas contra la Contaminación Atmosférica de Barcelona, que incluye 58 acciones directas para frenar la contaminación, con acciones sobre la movilidad de los vehículos, el fomento del transporte público, el impulso de un nuevo modelo urbano más saludable y el fomento de la reducción de emisiones en los sectores industriales y portuario.

Por otro lado, con el objetivo de reforzar la divulgación ciudadana en la lucha contra la contaminación, y según ha anunciado la comisionada de Salut del Ayuntamiento, Gemma Tarafa, “se ha puesto en marcha una herramienta de difusión ciudadana que informa sobre el estado de la contaminación en Barcelona en tiempo real“. Esta herramienta ofrece datos que se obtienen de forma continua en las estaciones de la red de vigilancia de la contaminación atmosférica de la ciudad, con actualizaciones de los principales contaminantes (NO2 y PM10), y que se pueden consultar en la web sobre calidad del aire y en la página principal lameva.barcelona.cat. Estos datos también se comunican a través del Twitter @BCN_Ecologia.

Asimismo, las acciones de información incluyen vídeos explicativos sobre las medidas que se tomarán entre los años 2017 y 2025 para restringir la circulación a los vehículos más contaminantes, o bien sobre cómo puede afectar a la salud la contaminación y consejos de prevención ciudadana.

Recomendaciones para la salud

La ASPB, de acuerdo con su informe, ofrece una serie de recomendaciones para la salud y se marca como objetivo la disminución del tráfico diario a favor del transporte público y los medios de movilidad activa, como caminar o ir en bicicleta. También recomienda aplicar medidas en los lugares donde pasan más tiempo los grupos de personas más vulnerables, como las personas con enfermedades cardíacas o del aparato respiratorio, las mujeres embarazadas, las personas mayores y los niños menores de 6 años.

En cuanto a la población general, el informe señala que es mejor caminar por calles con poco volumen de tráfico. También propone ventilar la vivienda a las horas en las que por la calle pasan menos coches, circular con las ventanas del vehículo subidas en zonas muy transitadas y evitar la proximidad con la calzada a la hora de caminar por zonas muy transitadas.