Actos de conmemoración del 30.º aniversario del atentado de Hipercor

Este año se celebra el 30.º aniversario del atentado del comando Barcelona de ETA en Hipercor y se han preparado una serie de iniciativas para recordar a las víctimas. El 17 de junio se celebrará un acto de memoria en el parque Esportiu de Can Dragó, y a partir de diciembre se podrá visitar una exposición sobre los hechos y el contexto histórico en el recinto de Fabra i Coats. La concepción y el contenido de los actos es fruto de los encuentros que el comisionado de Programas de Memoria ha mantenido con casi todas las familias de las víctimas.

El comisionado de Programas de memoria, Ricard Vinyes, ha asegurado: “La idea central de la conmemoración es que el atentado fue contra toda la ciudadanía”, y que por este motivo se hará “un acto de ciudad dedicado a las víctimas, a los familiares de los que murieron, a los que resultaron heridos”.

Durante los últimos meses Viñas se ha reunido con cada una de las familias de las víctimas mortales para que la experiencia y el sentimiento de estas personas esté presente en la conmemoración con la reivindicación de los que sufrieron en primera persona el atentado, y también para ofrecerles el apoyo de la ciudad y expresar el reconocimiento de los déficits institucionales a lo largo de tantos años.

En el acto del 17 de junio se descubrirá una placa situada en el monumento Tall Irregular Progression, obra del norteamericano Sol LeWitt, que recuerda a las 21 personas que murieron en el atentado, y un atril explicativo del atentado delante de los almacenes, en la avenida Meridiana. La propuesta artística Memorial a les víctimes de l’atemtat d’Hipercor, obra de la dramaturga Àngels Aymar, se plantea como un acto de evocación, acompañamiento y ofrenda a las víctimas, con quién quiere que la ciudadanía se identifique.

La exposición, comisariada por el periodista Francesc Valls, se podrá ver a partir del mes de diciembre del 2017, y pretende mostrar el contexto político y social en el que se produjo aquel atentado, además de transmitir el vacío y la falta de acompañamiento y de apoyo que han sentido a las víctimas y sus familiares a lo largo de treinta años.